Translation is Customer Experience

Valores sexistas en la publicidad

Valores sexistas en la publicidad

Comentaba en el post anterior que bajo una apariencia naïve e infantil la campaña de publicidad de Airwick esconde una serie de estereotipos de mujer anclados en la tradición patriarcal y sexista vigentes aún en nuestra sociedad. Esta tradición establece diferencias entre hombres y mujeres sobre la base de los distintos roles sociales, culturales y económicos que cada sexo asume y proyecta relaciones de desigualdad, inequidad e injusticia de las que la violencia de género es el ejemplo más alarmante y visible. Así el rol masculino se basa en su supremacía física y su poder sobre la mujer, mientras que el rol femenino está basado en la debilidad y el sometimiento al hombre. Aquí he recogido algunas perlas más:

La Sra. Pulpo, ama de casa y madre primeriza. Le faltan manos para atender todos los quehaceres de su hogar, cuidar a su bebé y a su esposo –que está siempre fuera, trabajando y es el sustento económico de la familia-. “Se podrán reír, pero a veces siento que podría usar otro par de manos”- afirma-, lo cual subraya la falta de valoración de ella misma y de la sociedad en general de su trabajo intenso en el hogar y su labor esencial como madre. Gracias a una amiga conoció los efectos beneficiosos de la línea de aromaterapia de la marca, que le ayudan a relajarse, pero sólo por un momento. Nunca es suficiente.

La Sra. Elefante: Sus amigos dicen que está siempre muy ocupada, pues mantiene un negocio y un hogar con dos adolescentes, pero ella prefiere pensar que está “altamente motivada”. Corresponde al estereotipo de mujer estresada, de nivel adquisitivo medio-alto, nivel educativo medio-superior, trabajadora en casa y fuera de ella y cuyo marido/pareja/padre de sus hijos parece ser invisible. Sobre ella recae todo el trabajo y el esfuerzo de las tareas domésticas y crianza de los hijos. A pesar de que ese “altamente motivada” sugiere competitividad, control, asunción de riesgos y capacitación profesional media-alta –todas ellas cualidades que pertenecen al rol masculino- como vemos no deja por ello de representar una situación de desigualdad de género. No he podido encontrar el vídeo en español.

En absoluto intenta promover una imagen de la mujer ajustada a la realidad, ni unos valores de equidad en cuanto al reparto de tareas en el hogar y acceso igualitario al mundo laboral de hombres y mujeres. Por el contrario, perpetúa valores sexistas de dependencia económica de la mujer, sometimiento al hombre, infravalorización de su trabajo en la sociedad, baja autoestima y escasa dignificación de la mujer.

Los hombres tampoco se salvan de esta publicidad de sesgo sexista. He buscado y rebuscado el último anuncio de la marca que he visto en TV pero no he podido encontrarlo. Esta vez el protagonista es un animal, no recuerdo cuál, de género masculino que simboliza el estereotipo “hombre- joven- soltero-independiente-pero-torpe-en-las-tareas-del-hogar”… pero ahí está la chica para solucionarle la vida y demostrarle que la necesita.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.