Translation is Customer Experience

Oracle Night

Oracle Night

Uno de mis escritores favoritos es Paul Auster. Y cuando digo favorito quiero decir que tengo más de dos obras de él. Casi me atrevería a decir que es mi escritor fetiche, porque acudo a él siempre en un estado de desesperación y nunca me acaba defraudando. Comparado con toda su producción en prosa, tanto ficción como no ficción, guiones cinematográficos, poemas y su actividad como editor y traductor, haberse leído cuatro novelas de Auster no es mucho. Sin embargo es suficiente para darse cuenta de que hay una serie de temas que le obsesionan y que aparecen recurrentemente en sus obras.


La bajada a los infiernos. Sus protagonistas, todos masculinos -incluído el perro Tombuktú-, se encuentran al borde del precipicio, y algunos ya se han arrojado a él, mientras el autor describe como se van adentrando más y más en ese pozo profundo hasta el punto de que la lectora y ellos mismos empiezan a dudar que puedan volver a salir de ahí algún día.

En The Brooklyn follies el protagonista comienza: “Estaba buscando un sitio tranquilo para morir. Alguien me recomendó Brooklyn, así que a la mañana siguiente viajé hasta allí desde Westchester para explorar el terreno”. Las primeras líneas de Oracle Night tampoco invitan a pensar que el protagonista vaya a sobrevivir una o dos páginas más: “Había estado enfermo mucho tiempo. Cuando me llegó el día de dejar el hospital, apenas sabía ya caminar, apenas recordaba quien era yo”.

La redención.

(continuará)

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.